Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Alimentación y sus problemas | 0 comments

¿Y SI NO NOS PROHIBIMOS COMER LO QUE MÁS NOS GUSTA?

¿Y SI NO NOS PROHIBIMOS COMER LO QUE MÁS NOS GUSTA?

 

S e acerca el verano, quien más y quien menos se estará mirando de reojo al espejo, pensando en que  va siendo hora de modelar la figura, hay que ir a mirar bañadores… y en el escrutinio tal vez piense que ha de quitarse esos kilos estratégicamente colocados y piense en hacer una dieta.

Si una persona sigue haciendo lo que ha hecho siempre, obtendrá lo que siempre ha obtenido, y si luego aumenta la dosis, aumentara también  los efectos. Es decir, si la solución que te planteas es hacer una dieta, como siempre, el resultado será el de siempre. Si quieres resultados diferentes habrás de hacer cosas diferentes.

Lo que os propongo es llevar a cabo el siguiente método, que es el que utilizamos en la Terapia Breve Estratégica para abordar los problemas relacionados con la alimentación con excelentes resultados.

Cada día realiza el siguiente ejercicio matutino: imagina los alimentos que más te gustan y cómo los comerás en el ambiente más agradable y de la forma más relajada. Os invito a que os preguntéis cada mañana: “¿Qué es lo que más me gustaría desayunar hoy? ¿y para comer y cenar? ¿Cuál sería el modo más agradable de comer los alimentos que he seleccionado? ¿Con quién resultaría más agradable hacerlo?”. Come aquello que más te guste durante las tres comidas diarias, nada de comer lo que no te gusta. Eso si, tened presente el placer de comer en esos momentos.

Ya sé que me vais a decir: Estas loca!! Pero si son justo esos los alimentos que creo que más me engordan!. Os aseguro que bastaran solo unos días para que descubráis el efecto liberador y autorregulador que tiene. Probad, ¿qué tenéis que perder? solo unos kilos ¿no?  ¿y ganar??. Si ya sabemos qué pasará si seguimos haciendo lo de siempre (las dietas): que obtendremos el mismo resultado, ¡perder para luego volver a engordar!.

Lo que nos sucede a los seres humanos es que cuanto más nos prohibimos y restringimos un alimento más deseado termina siendo y más tendemos a perder el control sucumbiendo tarde o temprano, con la consiguiente sensación de frustración y culpa. 

Si aprendes a concederte aquello que te gusta, experimentaras que puedes renunciar a ello. No solo esto sino que gradualmente vuestro organismo tenderá a comer lo que realmente necesita de manera natural. Lo mismo sucederá con las cantidades consumidas, tienden a autorregularse.

Así, desde la Terapia Breve Estratégica podemos afirmar que si se sigue la pauta descrita la persona adelgaza y alcanza su peso, y lo mantiene a lo largo del tiempo, además de recuperar una relación natural y equilibrada con la comida.  ¿Por qué sucede esto? porque hacer esto nos libera de los efectos paradójicos del intento de control forzado en nuestra relación con la comida y nuestro cuerpo, reorientándolos a las más natural de las relaciones: la que está basada en la autorregulación entre el placer y la necesidad, entre el temor y el entusiasmo.

Documentado en “La dieta de la paradója” Giorgio Nardone. E Paidós. Psicología Hoy. 2009

Si te ha gustado lo que has leído,también te interesará ver estas entradas:

Cuando comer termina siendo una tortura: ¿por qué las dietas no funcionan?

5 maneras de fracasar a la horade perder peso
“Estar a dieta engorda”
“Tips para mejorar nuestra relación con la comida”
También puedes seguirme en Facebook y Twitter

O compartir en las redes sociales si te parece que puede interesar a alguien que conoces.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *