Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

LA ANSIEDAD SE CURA

 

Los trastornos de ansiedad (¿QUÉ ES LA ANSIEDAD?), son los más frecuentes que nos encontramos en la consulta en la actualidad y conllevan asociados muchísimas limitaciones a quienes los padecen (Kessler, Chiu, Dernier y Walters, 2005).

Las guías clínicas más reconocidas  recomiendan el uso de tratamientos psicológicos para el abordaje de los trastornos de ansiedad por sus buenos resultados y aceptabilidad. Sin embargo, el tratamiento farmacológico, con medicamentos (principalmente basado en ansiolíticos y antidepresivos) sigue siendo parte habitual, y en muchos casos única, de la práctica asistencial (Ministerio de Sanidad y Consumo, 2008). Según la Encuesta Nacional de Salud (Ministerio de Sanidad y Consumo, 2006), en España un 14,3% de los encuestados habían consumido tranquilizantes y un 8,5% antidepresivos en las últimas dos semanas, superior a la media europea. En Atención Primaria, según el estudio consultado, entre un 32,9% y un 66,2% de los casos que refieren problemas de ansiedad reciben prescripción farmacológica. Este consumo es mayor en mujeres y conforme se incrementa la edad (Secades et al., 2003; Demyttenaere et al., 2008).

 

Sucede que diversos estudios* refieren que:

  1. Cuando se usa el tratamiento psicológico con el farmacológico hay más mejorías y éxitos que con respecto a un tratamiento únicamente con medicamentos,
  2. Cuando se han comparado resultados de éxito en personas tratadas únicamente con terapia psicológica con personas a las que además se les daba un fármaco se observa que no hay diferencias en la eficacia, por lo que hay éxito en el tratamiento de la ansiedad tanto con como sin fármacos, siempre y cuando medie un tratamiento psicológico.
  3. Lo curioso es que se encontró una diferencia y era que cuando las personas estaban con tratamiento psicológico y medicación el éxito en la resolución de su problema de ansiedad requería más tiempo y sesiones que sólo con tratamiento psicológico. ¿Curioso, no te parece?. Más información en el artículo "La tendencia a recetar fármacos para los problemas de ansiedad y depresión cuestiona gravemente la calidad asistencial que se presta en nuestro sistema sanitario"

 

1380525_529306873823785_1094179322_nCuando hacemos uso de un medicamento ansiolítico o antidepresivo para la ansiedad lo que hacemos es anestesiar la ansiedad, pero NO aquello que origina la ansiedad, la causa de la misma.

¿Cómo sucede esto? Me gusta explicarlo de la siguiente forma: cuando debemos ser sometidos a una intervención quirúrgica, cualquiera que sea, se nos anestesia con el fin de evitarnos el dolor que impediría que estuviésemos suficientemente calmados y quietos para que el médico llevara a cabo su trabajo, que es curarnos. Tomar ansiolíticos o antidepresivos sería como llegar a quirófano, que nos anestesiaran y que con, simplemente, esta acción esperásemos que nuestro problema se solucionase.

Todos entendemos que por el mero hecho de ser anestesiados no se nos va a curar, no?. Sin embargo, con la ansiedad lo que se espera cuando se prescribe un medicamento (médico de familia o psiquiatra) a la persona, se espera que por el simple y mero hecho de anestesiar la ansiedad, ésta se cure.

Así pues, el ansiolítico o antidepresivo es un medio para un fin, no es un fin en sí mismo.

El medicamento puede ayudarnos, pero NO VA A SER AQUELLO QUE NOS CURE LA ANSIEDAD.

Para ello precisaremos de un psicólogo especialista que nos ayude a entender que la ansiedad se cura y es la reacción de nuestro cuerpo ante una emoción como suele ser el miedo, así como a indagar la causa de la ansiedad y proporcionarnos estrategias y técnicas para resolver eficazmente el problema.

Llegados a este punto de la reflexión, siempre me viene a la cabeza la misma pregunta: si ante un problema de dolor de muelas no se nos ocurre ir al médico de familia o al menos no esperamos de él que nos lo cure, ¿por qué ante la ansiedad acudimos al profesional equivocado?.

Es cierto que el ámbito de la sanidad pública dificulta el acceso al tratamiento psicológico por la escasez de profesionales, pero si sabes que LA ANSIEDAD SE CURA y en pocas sesiones ¿no hay mejor inversión para con uno mismo que ésta?

A pesar de ello, no se desesperes si estás leyendo esto y tienes un problema de ansiedad  tratado o no, con o sin fármacos; ahora ya sabes que hay una solución, ¡búscala!.

Puedes ver la eficacia en los tratamientos de ansiedad desde la Terapia Breve Estratégica pinchando aquí.

Ponte en contacto con un profesional especializado, busca compara; hoy en día, si no conoces uno dispones de directorios en internet donde puedes leer acerca del profesional y las opiniones de  sus clientes.

O, si así lo deseas, yo puedo acompañarte en ese proceso de descubrimiento tanto presencialmente como online.

 

Podéis encontrar información acerca  de  la ansiedad en esta misma web en la entrada: ¿Qué es la ansiedad?

*Datos de investigaciones que aparecen en este documentos obtenidos de la

web del Colegio Oficial de Psicólogos de España donde puede leer más información

Si deseas estar al día con mis artículos puedes suscribirte al blog:

Introduce tu email:

Delivered by FeedBurner