1- EVITA LAS COMIDAS MUY CALÓRICAS Y COME SOLO COSAS SALUDABLES.

Sí, habéis leído bien. Esto NO FUNCIONA! Es la mejor manera de empezar a construir el futuro fracaso de la dieta.¿Por qué sucede esto?
Si ya has seguido dietas que proponen evitar comidas muy calóricas y proponen comer sólo las saludables, habréis comprobado lo que pasa: cuanto más me prohíbo algo…más ganas me entra de comer lo que no debo.
Así que cuanto más estrictos seamos con nosotros mismos evitando comidas (que son justo las que más nos gustan)…más tentadoras e irresistibles serán para nosotros, y tarde o temprano sucumbimos.
Suceden dos cosas, o bien no conseguimos llevar a cabo el régimen el tiempo que nos lo hemos propuesto, apareciendo sentimientos de fracaso, culpa e incapacidad.
O bien conseguimos llevar el régimen hasta el final… pero pasan los meses y volvemos a coger peso y no solo no volvemos a los kilos de antes, sino que incluso cogemos más! Con lo que los sentimientos de fracaso, culpa e incapacidad se multiplican.

¿Os ha pasado esto alguna vez?

Y os preguntaréis, entonces por qué se sigue pensando que hacer dieta es la mejor solución? Porque ahí es donde esta el negocio de las dietas…que siempre volverás a ellas, una y otra vez..como el día de la marmota.

 

2.- HACER EJERCICIO A DIESTRO Y SINIESTRO.

Termina siendo obsesivo, y se consumen muchas calorías por lo que se tiene más apetito, más comerás y más ejercicio tendrás que hacer..todo un perfecto círculo vicioso.

El ejercicio es sano sí, pero con moderación, no con intensísismas sesiones de gimnasio.

Si deseamos perder peso es conveniente hacer ejercicio, pero bastaría con 30 minutos diarios, que puede ser: ir caminando al trabajo, bajarnos unas paradas antes del bus, subir y bajar escaleras siempre que haya oportunidad… gimnasio-maitena

 

3.- PENSAR QUE ESTAR DELGADO ES SINÓNIMO DE SER MÁS DESEADO.

Esto hará que nos volvamos obsesivos en cuanto a lo que comemos, evitemos ir a determinados sitios, rechacemos invitaciones de amigos a salir, cada vez estemos mas hacia adentro, aislándonos…y puede que durante el proceso perdamos peso..pero también nos volveremos mas antipáticos, ariscos e irritables… justo lo contrario de una persona que es deseada.

 

4.- CONTROLAR TANTO LO QUE COMO Y CUÁNTO COMO (PESAR LA COMIDA).

Esto hará que termines perdiendo el control y dándote atracones, ya que una vez que se empieza a comer lo que no deberíamos, ¿por qué parar?.

Así que, podemos terminar intercalando días de dieta estricta y otros, en los que no puedo evitar devorar todo lo que pillo.

Y es que el control no lleva sino a descontrolar.

 

5.- USAR PRODUCTOS MILAGROSOS: PASTILLAS, BEBIDAS, INYECCIONES…  

"No hay atajos hacia los lugares que merece la pena ir."

“No hay atajos hacia los lugares que merece la pena ir.”

Solemos llegar a este punto cuando estamos cansados de probar dietas y ahí es donde se aprovechan de nosotros.

Se ha demostrado que no son eficaces y ponen en riesgo nuestra salud.

Además de esta manera terminamos delegando fuera de nosotros la responsabilidad de cambiar, lo que no hace sino generar en nosotros un fuerte sentimiento de incapacidad que nos llevará a fracasar una y otra vez en nuestro objetivo.

Ya sabes: “No hay atajos para los lugares a los que merece la pena ir”

 

Ahora, si deseáis saber más cosas sobre como hacer para perder peso y que esto sea un verdadero cambio para siempre, podéis visitar la siguiente entrada: Cuando comer termina siendo una tortura, ¿por qué las dietas no funcionan?. 

También es posible que te interese leer: ¿Y si nos nos prohibimos comer lo que más nos gusta?

Y los ultimos post:
Estar a dieta engorda
Tips para mejorar nuestra relación con la comida

 

Puedes seguirme en Facebook Twitter

También si conoces a alguien que pudiera interesarle esta entrada compartir en las redes sociales.

Exploradora y constructora de realidades. Acompañante en la gestión de emociones. Emprendedora. Inquieta. Hortelana. Madre equilibrista.