Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Ansiedad, Fobias y Miedos, Problemas de Ansiedad | 0 comments

Cómo evitar los Ataques de Ansiedad

Cómo evitar los Ataques de Ansiedad

“La lección más importante que el hombre puede aprender en la vida no es que en el mundo existe el miedo, sino que depende de nosotros sacar provecho de él y que está permitido transformarlo en valor” R. Tagore

E n el artículo  ¿qué es un ataque de ansiedad?   vimos cómo se inicia y mantiene el problema del miedo a sufrir ataques de pánico, lo que llamamos: el miedo al miedo.

Hoy voy a hablaros de cómo podemos prevenir  los  ataques  de ansiedad para que no terminen siendo un problema cronificado en nuestras vidas.

Poner el Miedo contra el Miedo:

El mejor y más eficaz antídoto del miedo es enfrentarlo, puesto que cada vez que evitamos el miedo crece. 

De esta manera, mirando el miedo a la cara, aceptándolo y utilizándolo puede tornarse en valor.

Como evitar Ataques de Ansiedad

“No puedes cambiar aquello a lo que evitas enfrentarte” Javier Iriondo

Un ejemplo. La próxima vez que estemos en medio de mucha gente y empecemos a sentirnos mal y aparezca nuestra necesidad de huir y salir de ahí, podemos imponernos PENSAR que, si me escapo, el miedo aumentará y se convertirá en pánico, es más, la próxima vez ni siquiera podré volver a caminar entre la gente, será todavía peor, y con el tiempo y evitando, el miedo seguirá creciendo e invadiendo cada vez más aspectos de mi vida. Así que, o bien me quedo y afronto, dándome cuenta de que SOY CAPAZ de superar esta dificultad, reduciendo la posibilidad de que me vuelva a suceder, o bien evito y cada vez tendré más miedo a encontrarme en medio de la gente.

Al quedarme, suceden dos cosas importantes: bloquear la solución que empeora el problema (huir) y me demuestro que soy capaz de superar mi miedo (importantísimo).

El miedo empezará a tornarse en valor y como dice Bontempelli:

El valor no es más que el miedo vencido y no la ausencia de miedo

También podemos usar esta técnica para afrontar situaciones que, de manera anticipada prevemos nos provocarán miedo o pánico y que generalmente solemos evitar. En esos momentos podemos decirnos: “Si evito ir o hacer esto, mi miedo crecerá y cada vez tendré más miedo y me sentiré incapaz de hacer todas estas cosas”.

Aumento para reducir:

Una vez que consigamos entender y experimentar que cada vez que evitamos el miedo aumenta y empeora nuestro problema, podemos usar otra técnica con el fin de superar nuestras reacciones de pánico.

La técnica es útil en aquellas personas que todavía no han desarrollado una patología del miedo, puesto que de ser así, precisan un acompañamiento profesional que aborde la problemática desde diferentes puntos, estrategias y técnicas (pincha aquí si deseas que te ayude).

Podemos entrenarnos gradualmente en empeorar de forma voluntaria nuestros peores miedos y las reacciones fisiológicas que les acompañan.

Podemos hacerlo imaginando esas situaciones en momentos y tiempo concretos a lo largo del día, en un lugar seguro. De manera que vamos entrenándonos hasta llegar a usarlas cuando estamos haciendo actividades cotidianas.

De esta manera, sorprendentemente, descubriremos que aumentando voluntariamente el miedo, éste se reduce.

Con esta técnica comenzaremos a sentir la capacidad de que podemos gestionar nuestros miedos de manera adecuada sin sentir que nos limitan. Es como tener un arma secreta frente al miedo para usar cuando venga.

Fuente: “No hay noche que no vea el día” Giorgio Nardone

Si quieres leer más al respecto:

 ¿Qué es la Ansiedad?

La Ansiedad se Cura

¿Cómo saber si tengo Ansiedad?

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *