Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Pareja | 0 comments

8 INGREDIENTES PARA TENER PROBLEMAS EN LA PAREJA

8 INGREDIENTES PARA TENER PROBLEMAS EN LA PAREJA

 

En las relaciones de pareja es muy importante la comunicación, y en ocasiones, cometemos varios errores que son el origen de discusiones y conflictos, que a la larga van deteriorando la relación. Veamos cuales son los errores más frecuentes que usamos a la hora de comunicarnos con nuestra pareja:

1.- PUNTUALIZAR

Pocas cosas hay tan fastidiosas como sentir que alguien nos explica cómo son las cosas y cómo deben ser para que funcionen mejor. Y aun cuando podemos constatar que nuestra pareja tiene razón, el modo cómo nos lo dice, nos irrita y hace surgir en nosotros el deseo de hacer lo contrario. Es más, nuestra pareja se trasforma en un autentico pelmazo/a, y esto es porque, lo que es emocional, no debemos pasarlo por la razón ya que entonces se reduce a algo distante y frío. 20130223_092622-1

 

2.- RECRIMINAR

Someter a nuestra pareja a un proceso en el que puntualizamos sus culpas y responsabilidades tiende a producir en el acusado cierta reacción de rebeldía. Cuando nos sentimos cuestionados y condenados se desencadena una reacción visceral y emotiva: el rechazo y la rabia, lo que hace que se anule la culpa y aparezca el deseo de escapar o atacar (generalmente con reproches).

Recordad que cada vez que se os ocurra recriminar algo a alguien, el resultado no va a ser la aceptación de nuestras razones, sino una reacción de rechazo emocional que puede llevar al distanciamiento o al enfrentamiento.

 

3.- ECHAR EN CARA

Es una manera de comunicarnos con la pareja que no hace sino exacerbar, en vez de reducir, aquello que deseamos conseguir. El que echa en cara, se coloca como víctima del otro y desde su posición de dolor, utiliza su propio sufrimiento  para inducir a la pareja a que corrija aquellos comportamientos que lo han generado.

Por desgracia, el resultado habitualmente es que, no solo la pareja no cambia de comportamiento, sino que además se enfada y a menudo suele empeorar la situación.

Como afirma Víctor Maturana: “No son los tiranos los que crean a los oprimidos, sino al revés”.

Se crea un círculo vicioso, entre el que echa en cara y el que sufre, donde el culpabilizado es llevado a reaccionar rechazando o atacando al otro que, al actuar como víctima, lo coloca en esta posición. Actuando así, la víctima aumenta la sensación de serlo y se sentirá aun mas metida en este rol, lo que desencadenara una posterior reacción de rechazo o agresión por parte de quien se hace sentir culpable.

Attalo: “Una mala conciencia bebe ella misma la mayor parte de su veneno”; por tanto, si nos hacemos las víctimas acabamos por bebernos nosotros todo el veneno producto de la situación que se crea.

 

4.- SERMONEAR

Consiste en proponer aquello que es justo o injusto a nivel moral y, en base a ello, examinar y criticar el comportamiento de los demás. Lo que produce en el otro es el deseo, aun no teniéndolo, de transgredir las reglas morales del sermón.

 

5.- “¡TE LO DIJE!”

Esta frase o alguna de sus variantes: “yo ya lo sabia…” “si me hubieras escuchado…” produce en el otro sensaciones de provocación, irritación y descalificación. Lo que de fondo nos esta diciendo la persona con esta frase, es que hemos cometido un error por no haberle hecho caso o no dar importancia a sus palabras. Si de por si estamos a enfadados con nosotros mismos por el error cometido, que vengan y nos digan “Ya te lo dije”, no hace sino enfurecernos más con nosotros mismos y con el otro/a. Además, el efecto desastroso de esta frase es directamente proporcional a la importancia emocional que la persona que nos la dice tiene para nosotros.

 

6.- “LO HAGO SOLO POR TI”

Esta frase declara un sacrificio, lo que hace sentirse al otro en deuda y le obliga a recibir algo que no desea, lo que hace que se sienta inferior. Este mensaje genera mucha irritación porque es ambivalente: tendría que agradecértelo por tu generosidad, pero yo no lo he deseado ni solicitado.

 

7.- “DEJA, YA LO HAGO YO” 20130223_092724-1

Esta es una frase que se disfraza de gentileza pero en realidad esconde una forma de descalificación de las capacidades de la otra persona: “déjame hacer a mi lo que tú no eres capaz”. El resultado: grandes dosis de frustración y a la vez aparece la delegación en el otro, ya que si yo no sé o no puedo o no me dejas…entonces para qué lo voy a intentar?.  Un ejemplo: si tu pareja hace la cama y tú consideras que no esta bien hecha y le interrumpes o la vuelves a hacer, el efecto que conseguirás es que deje de hacer la cama delegando en ti y generándose en tu interior la sensación de que “todo tengo que hacerlo yo”.

 

8.- REPROBAR

Se trata de una frase en la que primero se felicita al otro por algo que ha hecho pero luego se  afirma que, sin embargo, se podría haber hecho mejor, más o que aquello no fue suficiente. Por ejemplo: “Ay flores! Que bonitas! Pero es que se estropean…

 

Ahora ya sabéis cómo podéis esforzaros en que una relación de pareja vaya a peor y cómo crear problemas entre vosotros. Y es que la comunicación es esencial entre las personas…y qué difícil es saber comunicar adecuadamente eh??.

 

Documentado en “Corrígeme si me equivoco” Giorgio Nardone. Ed Herder 2006.

Viñetas de Mait

 

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *